9 mar. 2010

Más del 60% de los prestatarios de los Montes de Piedad son mujeres


El perfil generalizado de la persona que empeña, según afirmó en declaraciones a Europa Press el director del monte de piedad de CajaGranada, Miguel Caballero, "permanece constante en el tiempo". De esta manera, entre el 60 y el 65 por ciento de los clientes son mujeres de entre 40 y 50 años, que "en momentos de más necesidad es la que decide venir a empeñar". Además, no tiene por qué tratarse de una persona en situación de desempleo, sino que simplemente "se encuentre falta de recursos", afirmó Caballero.

Así, los servicios del monte de piedad son cada vez más utilizados por grandes sectores de la sociedad y por clientes que se pueden considerar "excluidos financieros por su, en la práctica, imposibilidad para acceder a un crédito rápido y barato en otra institución financiera que aplica intereses más elevados", aseguró el director del monte de piedad de Sevilla.

En este sentido, el director del monte de piedad de Cajasol indicó que muchas personas de las que empeñan tienen por finalidad dejar que venza el préstamo, cuyo periodo se sitúa en un año --aunque con posibilidad de renovarse durante dos veces sucesivamente en los futuros vencimientos--, y dejar que una vez pasados tres meses desde dicho vencimiento, salgan a subasta pública sus joyas.

De esta forma, cuando se venden las garantías en una subasta, el monte de piedad se cobra con dicha venta "sólo el importe de la deuda que el cliente tiene contraída con la entidad, y la diferencia entre dicha deuda y el importe de la venta --normalmente superior-- se le entrega al cliente una vez liquidado el préstamo". Por este motivo, según se aseguró desde el monte de Unicaja, para tener aliciente en la subasta, las prendas que actualmente se pignoran --dar o dejar en prenda-- "prácticamente son alhajas y objetos de valor".

Fuente: La información.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos tu comentario.